Con el invierno llegan las lluvias, las temperaturas bajas, y en muchas zonas del país también llega la nieve. Los cambios climáticos provocan muchas enfermedades respiratorias y los vecinos deben cuidarse más que nunca.

Desde hace unos años el clima se vuelve más cálido, los inviernos duran menos y durante los meses del mismo invierno tenemos temperaturas superiores a los 20°C. Este desequilibrio climático trae consigo diferentes fenómenos, como las lluvias intensas que suelen provocar inundaciones incansables y devastadoras en diferentes partes del país.

Acondicionar un hogar para poder hacer frente al invierno no es sencillo, pero los vecinos tienen que tomar medidas para minimizar sus problemas. Algunos de los tips que los vecinos toman en cuenta son:

  • En las zonas de inundaciones se levantan paredes antes de las entradas de las casas para evitar la entrada del agua en una mayor medida. También tienen preparadas bolsas de arena para tapar las entradas de agua en una emergencia.
  • Se recomienda que las casas estén calefaccionadas, ya sea con estufas a gas, estufas eléctricas, o bien con aires acondicionados.
  • La humedad es algo que aparece sin duda, es un problema que no solo afecta visualmente, sino también a la salud, más aún de las personas que tienen problemas respiratorios. Es así como la impermeabilización o la colocación de placas anti humedad son ideales para afrontar y solucionar este problema.
  • Tapar recovecos abiertos como por ejemplo debajo de las puertas o en las ventanas, para evitar que el frio ingrese por allí.
  • No dejar a la intemperie objetos que puedan volarse con el viento en una tormenta.
  • Tener especial cuidado con los sistemas de calefacción que tantos accidentes causan. En invierno se producen una gran cantidad de incendios por los accidentes con los objetos para calefacción.

Son muchos los tips para tener en cuenta a la hora de afrontar un invierno, y es recomendable que estemos preparados para evitar problemas mayores.

En cuanto a la salud de la población, se recomienda:

  • Reforzar todos los hábitos de higiene para evitar contraer virus de gripe o resfrío, ya que la tasa de contagio aumenta por los ambientes completamente cerrados y con falta de ventilación.
  • Evitar los cambios de temperatura y ventilar los ambientes. El hecho de permanecer dentro del hogar con temperaturas superiores a los 22° C y luego salir al frío es una de las causas de las enfermedades respiratorias.
  • Mantener ventilado el ambiente para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono si hay una falla en las calefacciones a gas.
  • Seguir usando protección solar, porque los rayos UV siguen quemando la piel, más aún en aquellas personas que practican deportes de invierno.
  • Cuidar la piel para poder hidratarla y evitar descamaciones, grietas y paspaduras.
  • Mejorar la alimentación, con la ingesta de más calorías, ya que el cuerpo necesita más energía con los climas de invierno.
  • Los problemas climáticos bajan las defensas y es recomendable comer mayores cantidades de vitaminas para que nuestro sistema inmunológico esté sano y activo.

¡A tomar medidas para poder pasar un invierno más de la mejor manera posible!